En los anteriores tutoriales sobre como convertir tu manuscrito  a mobi, y como convertirlo a epub daba por hecho que tu libro estuviera bien creado. Y no digo que esté mal hecho, sino que para que las herramientas de conversión funcionen bien, tendrás que seguir un par de directrices para que la conversión sea fácil de hacer y no se convierta en un parto.

Os explicaré lo que me funciona a mi con OpenOffice.

Para crear correctamente un libro electrónico

Saltos de linea

Acuérdate de incluir saltos de linea delante de cada capitulo. Nada de darle al enter hasta que el editor te monte una nueva página. Y dentro del propio capitulo en sí no insertes saltos de linea, deja que el editor haga la paginación por su cuenta.

Pensad que en el e-book no tienes que forzar la paginación y tiene que funcionar como un texto continuo. El visor del e-book intentará colocar las paginas como pueda. Si vas dejando saltos de pagina forzados en el texto interior del capitulo, obligaras al lector humano a pasar pagina innecesariamente si está usando un tamaño de letra distinto al que estés viendo tu.

Formato de los títulos

Formatea bien los títulos, lo necesitaras para crear el indice de tu libro. Tanto para el fichero con el que generaras tu libro físico, como para tu futuro e-book. Piensa siempre en eso, si consigues tener un fichero con un formato inteligible para tu e-book, y a la vez que quede bien maquetado para ser impreso, ahorraras muchísimo tiempo que podrás dedicar a escribir, y no a pelearte con el ordenador.

¿Y a que me refiero con formatear?. Básicamente a darle un formato distinto al cuerpo de texto y que sea reconocido. Lo que no tienes que hacer es coger el tipo de letra del párrafo y subirle el tamaño, y ponerla en negrita. Tienes que marcarlo como encabezado de tipo (o nivel) 1. Aquí abajo lo veras claro. Y recuerda que estoy hablando de como lo hago en OpenOffice, en otros editores puede ser diferente.

Si no te gusta el tipo de letra por defecto asociado al Encabezado 1 o 2 siempre lo puedes cambiar editandolo en la ventana de  Estilos y Formatos. Puedes pulsar F11 o clickar en el icono correspondiente como lo muestro aquí abajo.

De esta manera, el propio editor de texto te montará un indice poniendo en primer lugar los títulos que estén marcados como Encabezado 1 y por debajo los que estén marcados como Encabezado 2.

Como decía antes con un buen formato, donde tengas definido lo que es el “cuerpo de texto” y lo que son las tipografías de capítulos de nivel 1 y de nivel 2, el procesador de texto sera capaz de montarte automáticamente el indice, pero además te ayudará en la futura creación del e-book.

Números de pagina, y notas al pie

Otro punto donde es obligatorio que etiquetéis correctamente, es en los encabezados y pie de pagina. No creéis un pie o un numero de pagina forzoso, porque escribáis un texto al final de la pagina. En el libro físico podría quedar bien (aunque será complicado), pero no en el digital, donde te aparecerá un numero que no corresponde al real. Si etiquetas correctamente, te ayudará con la creación del indice en el propio editor de texto, como la conversión a e-book. Por ejemplo, si marcas las notas al pie correctamente, la conversión a fichero electrónico, directamente te creará un enlace para las notas para poder navegar cómodamente entre ellas y el texto.

Para crear correctamente un libro físico

Lo primero que vas a necesitar es tener un fichero pdf de tu manuscrito. Este es un paso que con el tiempo se ha facilitado bastante ya que hay muchas herramientas que lo permiten hacer sin problemas. En este caso con OpenOffice tienes un fantástico botón que te convertirá tu texto en pdf en un segundo. Te lo marco aquí abajo.

Con OpenOffice la generación del pdf es transparente, lo que veas en la ventana de edición será lo que aparezca en el pdf.  Se acabaron las sorpresas. Eso si, si se te ha escapado un punto en una pagina que debería esta vacía, aparecerá graciosamente para fastidiarte tu primera edición si no lo detectas a tiempo.

Pero esto no es todo, tendrás que tener otras cosas en mente para que tu libro físico quede correctamente.

Paginas en blanco

¿Y para que quieres paginas en blanco? te preguntarás.

Fíjate en cualquier libro físico y verás que el texto no comienza directamente tras abrir la portada.

Coge otros libros para ver cuantas paginas en blanco sitúan al principio y al final del volumen. El tuyo tendría que tener algo parecido, para que sea igual de profesional, que ese al que una editorial ha dedicado a gente que se dedica exclusivamente a eso.

Así que si quieres que el libro en físico tenga paginas en blanco tendrás que crear estas paginas en el propio pdf. Aquí si que tienes que insertar tantos saltos de pagina como necesites. Básicamente lo que tienes que tener es un pdf que sea exacto al libro físico que quieras imprimir.

Vigila las paginas izquierdas y derechas

Este es un problema complicado, al menos para mi que no distingo muy bien derecha de izquierda. Para editar correctamente un libro tienes que identificar que página va a quedar en que lado. Casi por ley, entiendo que en el mundo occidental, el texto del libro SIEMPRE comienza en una pagina situada a la derecha. Es decir si tienes el libro abierto frente a ti, en tu mano derecha tendrás ese comienzo del texto,  y en la izquierda una pagina vacía.

Incluye una pagina de más o de menos, y cuando recojas tu primera edición te llevaras una buena sorpresa, ya que el libro estará al revés. Y el texto comenzará donde no te lo esperas.

Es decir la página uno tendrá que estar a la derecha, y la dos a la izquierda. Y todas las siguientes paginas pares seguirán estando en la izquierda. Y las subsiguientes paginas impares a la izquierda. Ya se que esto parece un poco de cajón, pero tendréis que visualizar donde queréis que aparezcan los contenidos de vuestro libro: la dedicatoria, por ejemplo, o datos que necesitáis que salgan en el libro, pero que podéis hacer menos visibles poniéndolos en una pagina en blanco.

Y ya que estoy hablando de números de página me lleva a comentar otro detalle.

Números de pagina

En un libro electrónico no os tendréis que preocupar por la numeración de las  páginas puesto que el visor ya se encarga de ello. Eso si lo llega a considerar como “página”, ya que muchos te muestran directamente un porcentaje. Pero en un libro físico si que lo tenéis que tener en cuenta, y tendréis que incluirlas.

Generalmente el procesador de textos hará la mayor parte del trabajo automáticamente , pero te puede dar alguna que otra sorpresa. Si te decides a alinear los números de pagina hacia un lado o el otro, tendrás que tener en cuenta lo dicho mas arriba. Los números de las paginas impares están a la izquierda, y viceversa. Si quieres no complicarte la vida, déjalos centrados, yo hice lo mismo en Viajes por Mundos Fantásticos y me ahorré disgustos 😉

Nos vemos!