Como comenté brevemente tiempo antes, este pasado mes de enero migré este blog desde Hostalia a Siteground. Era un tema, el de la migración, que me daba muchísima pereza. Trabajando en el sector sabes, que lo mas simple es lo que da más problemas. Así que intenté ir preparando el terreno con antelación, para que la migración no me diera mas quebraderos de cabeza de la cuenta.

Por ello, tiempo antes ya había instalado  el plugin BackWPup para tener copias de seguridad diarias del blog listas para recuperar el contenido en cuanto hiciera la migración.

Al decantarme por Siteground y descubrir las posibilidades que ofrecían las herramientas de Siteground , aun lo vi mas fácil, ya que  Siteground ofrecía un plugin de WordPress que permitía hacer la migración directamente, llamado WPMigrator. Bastaba instalar el plugin en el WordPress de origen, y el sólito se encargaría de copiar los ficheros necesarios en el nuevo hosting. Lo dicho aun mas fácil todavía.

Todo tenia buena pinta, parecía que la migración iba a ir de perlas. Así que al acercarme a la fecha de caducidad del antiguo hosting, y dejando algo de margen, por si no fuera bien la migración al nuevo, (para no dejar al blog caído sin motivo), me puse con la migración.

Básicamente, comenzaría dándole al botón de play de WPMigrator, como ya he dicho antes, el plugin de migración de Siteground.

Pensaba que todo seria pan comido, hasta que comenzaron a parecer los problemas…

Problemas con la sincronización desde Siteground

Pues bien, después de un buen rato de proceso, que se podía seguir en una barra de progresos el plugin WPMigrator daba error al realizar la migración. El fatídico color rojo lo dejaba bien claro. Por lo que me parecía, alguna tarea si que hacia pero no correctamente, ya que el blog nuevo, aparecía con todas las entradas existentes pero con los textos recortados.

Al escribir esto me doy cuenta de que no hice pantallazos de lo que me iba ocurriendo, y que ahora hubieran sido muy ilustrativos de lo que estoy explicando. También hay que decir, que no iba con la idea de contar la migración al detalle ya que me parecía que iba a ser muy simple. Gran error.

En resumen, después de intentarlo varias veces, y de reinstalar el plugin por completo varias veces más, y de no encontrar ninguna explicación a lo que me sucedía, abandoné esta opción. Estaba bastante fastidiado, la verdad sea dicha, porque veía que se me complicaba el tema sin motivo alguno. Y esta opción, que al principio aparecía como un regalo inesperado, no había servido para nada, y me había hecho perder un tiempo precioso.

Problemas con el backup

Así que volví a la idea inicial, para ello tenia esta documentación proveniente del mismo plugin de backup que tenia instalado:

How to restore a WordPress backup?

Este proceso, era bastante mas complejo que lo que prometía el plugin de migración que había usado anteriormente. Así que ya andaba refunfuñando, mas aun cuando me di cuenta de que el tiempo libre destinado para hacer esta migración se me estaba acabando y aun no tenia nada hecho.

Como no quiero enrollarme mucho mas de lo que estoy ya haciendo, me saltaré los pasos que ya están explicados en la docu anterior, e iré directamente al grano.

Al realizar todos los pasos vi que el resultado que obtenía era el mismo que ya había obtenido con el anterior intento de migración con el plugin de Siteground diseñado a tal efecto. Todas las entradas disponibles pero con los textos cortados.

Algo se me estaba escapando, y no tenia la culpa el plugin de migración WPMigrator, ni siquiera seguramente el plugin de backup BackWPup .

Después de investigar un rato, descubrí que el problema estaba en la copia de la base de datos que se había generado con el plugin de backup. Era esa la que ya venia con los textos cortados. Aun a día de ahora desconozco el motivo de por que sucedía esto. En su momento, y haciendo una búsqueda rápida por Internet, no encontré nada que lo explicara.

Al menos había sacado algo en claro, el problema estaba en que no era capaz de generar un backup con la base de datos completa. Aunque si que, después de investigar un rato,  podía sacar una exportación de la base de datos manualmente, y esa si que era correcta. De tal manera que tiré por la vía de enmedio.

Problemas con soluciones intermedias

Me arremangué y me metí en los bajos fondos del ftp.

Creé un nuevo WordPress en Siteground, eliminando todo lo que había hecho hasta el momento. Y saqué una copia de la base de datos correcta, no como la que estaba generando el backup diario, e intenté instalarla en la base de datos del nuevo hosting.

Fácil de decir, pero difícil de hacer.

El problema estaba en que la copia de la base de datos estaba hecha con la configuración que pone por defecto Hostalia. Y en Siteground era de otra manera totalmente diferente. Al trasladar la copia al nuevo sitio, daba errores por todo.

Intenté adaptar todo lo que veía que fallaba, pero seguía teniendo problemas. Había conseguido trasladar el contenido pero todas las redirecciones internas estaban mal. Estaba desesperado y cansado. Si hubiera estado en otra época de mi vida hubiera seguido por ese camino hasta corregir todos los problemas, pero ahora no tenia tiempo para esto, tenia que acabarlo ese mismo día. No tenia tiempo para más.

Por suerte tenia una ultima bala en la recamara.

Y después de todo lo que había hecho ya, me parecía la opción mas simple.

Y al final funcionó lo mas simple

¿Y cual era esa opción tan simple, os preguntareis?

Pues la misma que usé hace dos años para trasladar parte de mi antiguo blog alojado en  wordpress.com –>  Isaac I. Rodriguez

La había descartado por parecerme la mas tediosa, y porque no decirlo, “cutre”. Aunque eso era antes de la paliza que ya me había pegado.

Pero al final fue la ganadora.

Simplemente seguí estos pasos:

  1. Borré todo el contenido del nuevo hosting. Básicamente todas las pruebas que había hecho durante los intentos de migración y de las que tenia copia.
  2. Creé una nueva instalación de WordPress en Siteground.
  3. Hice una importación de WordPress a WordPress , para recuperar todas las entradas (texto) alojadas en el hosting antiguo.
  4. Me descargué todos los medios subidos al anterior blog desde el “fantástico” panel de administración de Hostalia, y los subí al nuevo.
  5. Obtuve una lista de plugins instalados  (a la vieja usanza, papel y boli) y los instalé de nuevo en el blog alojado en Siteground.
  6. Accedí  a isaacmartinez.es y vi que todo estaba funcionando correctamente.
  7. ¡¡Comencé a dar saltos de alegría por la habitación!! 😀

Bueno, pues hacer todo lo que os he contado, en esta extensa entrada, me llevó unas 8 horas a lo largo de un finde.

La ultima opción, la definitiva, solo se comió unos 45 minutos de tiempo, y eso que parece mas compleja. Ojalá hubiera sido mi primera opción, aunque fuera la mas complicada a primera vista.

Para que veáis que lo mas básico es lo que al final funciona. Aunque reconozco que esta opción implicaba tener unos conocimientos mas amplios.

Bueno os dejo, y espero que lo contado os pueda servir de ayuda si os encontráis en este trance.

¡Hasta la próxima!