Como prometí en un anterior post, intentaré brevemente contaros como se puede crear un fichero mobi, necesario para poder subir tus libros a Amazon KDP.

Ahora mismo la versión de Calibre mas actual es la 3.25, usaré esta versión para contaros como va.

Primero lo primero

Para convertir el libro, primero lo tienes que añadir a la librería. Puede parecer lógico, pero para mi no lo era en un principio. Para conseguir eso, solo tienes que añadir el fichero de texto en el formato que estés usando, con el botón verde situado mas a la izquierda. Ojo, que debido a la versatilidad de Calibre, puedes añadir múltiples libros de un solo clic. Esto se debe a la función principal de este programa como gestor personal de tu biblioteca digital. Yo me ceñiría a crear uno solo cada vez. Uno solo, ya puede ser bastante agobiante.

Una vez añadido el documento a la biblioteca de Calibre, lo podréis ver en la pantalla principal de Calibre. Como podéis ver en el pantallazo de mas abajo, ahí  aparecen todos mis libros. 😉

Mi biblioteca en Calibre

Antes de hacer nada mas no olvidéis completar los metadatos del libro, ademas de incluirle la portada. Para ello, solo tenéis que hacer un clic derecho encima del libro en cuestión, y seleccionar la opción de “Modificar Metadatos“. Hasta aquí ha sido fácil, ¿no?

En esta pantalla podréis cambiar el nombre de autor, del libro, el numero de edición, etc. ¡Y la portada!. Este paso es importantisimo, ya que estos metadatos serán los que aparezcan en el e-book. Y si no pones un poco de cuidado, puede ser que subas el libro con algún error. No ayuda mucho que Calibre intente rellenar por defecto estos campos con datos que encuentra en el fichero original, y puede ponerte cualquier cosa.

Imagina que tu libro sube a Amazon, y cuando alguien lo compra, vea en su dispositivo que el libro que ha comprado tiene como titulo: “pruebas_123”. o como se te haya ocurrido “titular” a tu fichero original.

No le va a hacer gracia, y lo mejor lo devuelve pensando que ha comprado una versión incorrecta. Y sin ni siquiera leerlo.

A mi me sucedió algo parecido, por suerte fui yo mismo el que detectó que los metadatos estaban fatal. Por ello es obligatorio probarlo todo en tu propio dispositivo antes de subirlo a la plataforma donde se vaya a vender.

Anécdotas aparte prosigamos, que aun nos queda bastante camino.

Ahora viene lo divertido, convertir el libro

Para ello, hay que lanzar el proceso de convertir libros por separado. de nuevo para acceder a esta opción podéis hacer click derecho encima del libro que deseéis convertir. O también, asegurándoos de que tenéis el libro que queréis convertir seleccionado, clickar en el botón del menú superior con el icono que aparece aquí resaltado:

En la siguiente pantalla os tendréis que fijar en las dos esquinas superiores,  En la izquierda aparece el formato de entrada del libro. En mi caso es odt, pero pudiera ser que tuvierais otro formato, o incluso si al añadir tu libro en Calibre, lo has hecho con dos formatos distintos, allí aparecerán esos formatos para que puedas escoger uno de ellos como fichero fuente para crear tu fichero mobi.

En la otra esquina, fíjate bien, porque allí aparece el formato en que se va a convertir el fichero fuente. Calibre suele poner por defecto el formato epub. De ahí que tengas que fijarte bien en ese recuadro, porque puedes acabar generando un fichero que no necesitas, y perdiendo el tiempo de paso.

Como no, a mí también me pasó.

No me fijé debidamente, y en una de las primeras veces que comencé a usar Calibre, perdí un ratillo configurando la conversión de un fichero epub, que no me iba a servir de nada. Para mas inri, dependiendo del fichero que elijas para hacer la conversión, cambian los parámetros de la misma. Así que si no vas con cuidado, verás opciones que no te sonaban de antes, contribuyendo un poco mas al pequeño caos que es la conversión de libros electrónicos.

Una vez asegurado que el formato de fichero de salida es el correcto, aun podéis revisar de nuevo los metadatos que tenéis cargados. Es la primera entrada del menú de la izquierda y la opción que Calibre te deja marcada por defecto, así que tenéis que pasar por ahí de todas maneras.  La siguiente opción que tienes que revisar es en la opción de “Configuración de Página”, aquí tenéis que dejar marcado que el perfil de salida es : Kindle

Obvio la opción de menu “Apariencia y Procesado Heuristico“, porque nunca he tenido que tocarla. Sobretodo no experimentéis el Procesado Heuristico, ya que puede introducir aun mas caos en tu e-book, y seguramente si que necesitas usar esa herramienta, es que tienes un fichero de texto mal editado. Vuelve a tu procesador de textos de confianza, y corrígelo allí.

Hasta ahora ha sido fácil, preparaos que ahora viene lo mas duro.

Detección de estructura e Índice

Aquí ya necesitamos hacer algo mas complicado. Y algo que dependerá de que hayas editado correctamente tu manuscrito. En este apartado, en “Detección de Estructura” puedes decirle a Calibre que tipo de contenidos del fichero de texto quieras que detecte y a que quieres que los transforme.

O sea que ahora entra en juego que hayas etiquetado correctamente los capítulos en tu fichero de texto. Si realmente has hecho bien tu trabajo en la creación del fichero de texto, aquí no tendrás que hacer nada. Las opciones por defecto que trae Calibre te bastarán. Básicamente, se preocuparán de que delante de cada capitulo haya un salto de linea.

Lo que si que tenéis que hacer aquí, es quedaros con esta cadena de texto, porque la necesitaremos en el siguiente paso. Os la copio aquí.

//*[name()='h1' or name()='h2']

En la siguiente fase del proceso de conversión, que aparece inequívocamente etiquetada como “Índice“, tendréis que indicar como quieres que se genere el indice con el que navegar desde el dispositivo.  Y para ello necesitaremos decirle que los capítulos de nivel 1 tienen que aparecer en el nivel 1 y que los de nivel 2 tiene que aparecer en el nivel 2. Obvio, pero Calibre no te lo deja puesto así por defecto.

Básicamente  tenemos que incluir estas dos lineas en cada una de las casillas:

//*[name()='h1']

//*[name()='h2']

Si quisiéramos tener un 3 nivel en el indice de contenidos seria lo mismo pero con h3, etc.

Finalmente en la opción “Salida Mobi“, tienes varias pequeñas configuraciones que aplicar:

  • Si quieres que no se genere un indice, aunque yo de ti no lo haría, a no ser que sepas construirlo tu.  No dejes tu libro electrónico sin indice, va a ser muy difícil navegar por el.
  • tienes que indicar el nombre que quieres que tenga tu índice. Como yo soy tan original siempre suelo poner : Índice. 😀
  • Y la posición donde quieras que aparezca tu indice, al principio o al final del libro. Esto va a tu gusto.

Y ahora si, por fin, solo hay que pulsar el botón de Aceptar. En un par de minutos tendremos una versión de nuestro fichero en formato .mobi.

Una vez acabada la conversión, desde el propio Calibre puedes visualizarlo en cualquiera de los formatos que lo hayas convertido. Para ello, de nuevo tienes que darle al Botón derecho del ratón y pulsar “Mostrar” ( o directamente la tecla “V”)

Con este visor ya puedes detectar si ha habido algún problema en la conversión. Aunque, recomiendo visualizarlo en otros medios para ver como ha quedado.

¡Buff!, creo que no me he dejado nada, ha sido largo, peor como os prometí, esta es una manera relativamente fácil de crear  tu fichero .mobi.  Os la recomiendo.

¡Nos vemos en otro tutorial!