Al final, y a pesar del fracaso de las pruebas que estuve haciendo hace unas semanas, me he liado la manta a la cabeza y finalmente he cambiado el tema de WordPress que tenia instalado

Quito Parabola, que al principio me enamoró, pero que ahora me parece demasiado oscuro, y no me convencen sus tipos de letra.

Y activo definitivamente Lovecraft, que ahora es mi nuevo amor 😀

 

PD: Espero que hayáis cogido el doble sentido del titulo de este post, a mi me encanta 😀