Puestos a contar el origen de las portadas de la serie de Crónica del Otro Lado (1 y 2), ya solo me faltaba hablar de la ultima entrega: Conspiraciones y Mentiras

Fotografia original de la portada de Conspiraciones y Mentiras

En esta ocasión la fotografia no esta tomada desde afuera hacia adentro es decir, en las otras anteriores portadas, servidor fotografiaba un elemento desde el exterior. Lugar desde el cual se entreveía algo que permanecía en la penumbra. Esta vez no es así

Esta vez yo me encontraba en las sombras, en el reino de lo oculto, y mas allá se encontraba la luz de lo visible. Es una bonita metáfora para lo que se cuenta en Conspiraciones y Mentiras.

Como si el secreto fuera el que observase a lo visible y lo aparente, no al revés.

También a diferencia de las anteriores entregas, no se tomó en Mallorca, pero si en un lugar histórico.

Y muchísimo mas antiguo aun. Y con mucha más historia. Y mucho más desconocido.

Torre de’n Galmés

Este lugar, no muy conocido si no estás metido en el mundillo arqueológico de las Baleares, es sencillamente espectacular.

Esta fotografía se tomó en una de las cuevas semi naturales que se encuentran en el poblado talayótico de Torre de’n Galmés en Menorca.

Concretamente se tomó en la llamada Cova de s’oli (Cueva del Aceite), llamada así por haberse utilizado como molino de aceite. No es que este lugar  que tenga un especial trasfondo, pero la imagen de la la columna cegando la entrada me encantó. También hay que decir que otra cueva cercana conservaba tres tumbas excavadas en el interior,  con lo cual es que esta cueva tuviera otros usos menos mundanos y más tétricos a lo largo de su historia.

El poblado es el mas grande que se conserva de la cultura talayótica, exclusiva en las Baleares. Tiene una extensión de 62.000 m2 y se fue habitado desde el 1400 a.c. hasta la conquista cristiana en el siglo XII. ¡Más de mil años!

Siglos en donde vivieron allí habitantes de la desconocida cultura de los talaiots, además de romanos, cristianos y árabes. ¿Cuantas historias  se habrán vivido allí?

Historias de las que desconocemos la gran totalidad. Solamente las gigantescas piedras nos muestran los restos de una antigua civilización, de la que otros tuvieron a bien aprovechar sus restos durante décadas.

De nuevo, creo que el trasfondo de esta portada, aun siendo aparentemente anodina, ¡tiene muchísimo que contar!

Nos vemos en la siguiente entrada! 😀