Casi que me he visto obligado a redactar este post sobre los mejores libros que he leído en 2017, para por fin incluir un “libro normal”. Y cuando digo normal, digo…

Una novela…

Sin fotos…

Sin dibujos…

Para que veáis que leo cosas de chico serio 😉

Chicos Prodigiosos – Michael Chabon

Chicos prodigiosos Michael Chabon

Chicos prodigiosos Michael Chabon

Después de leer El Sindicato de Policia Yiddish, ya tenia a este autor fichado, así que cuando pude hacerme con otra obra suya no lo dudé ni un momento.

Tengo que reconocer que el titulo me engañó bastante. A pesar del estilo de la anterior novela del mismo autor, no me esperaba encontrarme el caos que descubrí tras leer las primeras 20 páginas. Y hablo de caos porque la vida del protagonista se convierte en un descenso a los infiernos en poco tiempo. Una huida hacia adelante de un autor que se halla en plena crisis, tras no ser capaz de acabar satisfactoriamente su tercera novela.

A media novela, y como me pasa últimamente – y como mala costumbre – tengo la tendencia a consultar en la Wikipedia la vida y obra del autor del libro que tengo entre manos. Y en este caso, no era para menos.

Me estaba matando la curiosidad de saber si esta obra -estos chicos prodigiosos-, no tendría algo que ver con Chabon. Algo de autobiográfico vamos. Y ni si ni no, pero yo diría que mas sí que no. Como pude averiguar, el protagonista y su libro infinito e inacabado, tiene bastante que ver con Michael Chabon y su obra Fountain City, que solo pudo ser publicada tardíamente y con anotaciones del propio autor.

El estilo de la narración me recuerda bastante a Asfixia de Chuck Palahniuk. A esta categoría de libros, la englobaría en una especie de realismo fantástico norteamericano. Una narración continua y alocada, quizás mas asentada en la realidad que la sudamericana. Aunque en realidad, carece de verosimilitud si uno se detiene a pensarlo un instante.

Lo dicho, es una novela recomendable. Moderna, cruda, casi barriobajera, pero muy recomendable.

(Entradas anteriores)