10 ideas para escribir un libro de ficción: Terror

Así que de nuevo afronto el reto de dejaros escritas 10 ideas para escribir un libro de ficción, esta vez hablaremos del género del terror.

Tengo que reconocer ,que es un género con el que no me siento especialmente cómodo, aunque algún que otro cuento he escrito, por ejemplo No nos veis, en Historias de Cuento Ficción. Cuento del que me siento particularmente orgulloso.

Al no ser un gran conocedor de este género, no me atreveré a hablar de temas mas o menos manidos, pero si de las cosas que me gustaría leer a mi:

  1. Explora elementos fantásticos o paranormales: Busca entre los programas del misterio. Siempre serán una buena fuente de inspiración. Muchas historias de  las que se cuentan en estos medios, pueden ser demasiado increíbles incluso para tu libro, pero porqué no usar esos mismos casos modificándolos adecuadamente. Haciéndolos mas realistas, o mas sangrientos según convenga.
  2. Busca ambientes luminosos: Muchas de las mejores obras de este género están situadas en lugares nada tétricos. Un parque de atracciones, un pueblo de costa en pleno verano, podrían ser lugares que infundieran terror en las condiciones adecuadas. Piensa en el sitio que menos miedo pueda dar, y busca la manera de situar una historia de terror en ese lugar. Seguro que el resultado es interesante.
  3. Adentrate en la gran ciudad: Demasiadas historias se han contado ya en pueblos dejados de la mano de dios. Creo que esa ambientación ya no vale. Todo lo que vaya a pasar ya te lo puedes imaginar. Un anciano solitario. Una casa desvencijada. Un pueblo de extrañas tradiciones. Ya no sorprende, y si no sorprende es difícil que dé miedo. Inventa una historia de terror en la ciudad megaconectada, megatransitada, megacivilizada. Donde nada puede pasar sin que todo el mundo lo sepa. Que pasaría si esa seguridad es falsa. Si nadie hace caso al protagonista de tu obra. Si nadie le quiere proteger.
  4. Olvida el gótico: A nadie creo que ya le dé miedo el vampiro gótico. Si vas a introducir un elemento sobrenatural, un monstruo, lo que sea, intenta que sea creíble. Por este motivo las recientes series de TV de vampiros, ya no se pueden llamar de terror. Entiendo por que es difícil que en el siglo XXI asuste un cliché tan manido como el vampiro. Eso no era así en el siglo XIX. Así que nos tendremos que inventar nuevos monstruos.  Como por ejemplo el terrorífico payaso de It. Pero eso precisamente es lo mas divertido. Crear seres nuevos para los nuevos lectores. Hazlo y seguro que marcaras un nuevo estándar en la literatura de terror.
  5. Reinventa con nuevas tecnologías. ¿No es terrorífico que tu móvil sepa que hay atasco en la carretera que va a tu trabajo? ¡A que si!, pues ya te he dado el principio de una historia. Además, piensa que en un mundo tecnológico las prioridades han cambiado. Quizás el máximo terror en el siglo XIX y XX era morir físicamente, pero en el siglo XXI puede ser morir en la red. Ser ignorado. O ser vilipendiado constantemente sin poderte defender. O peor aun ser desconectado permanentemente. Imaginaos que le sucedería a un nativo digital que sea desconectado del ciberespacio para siempre. ¡¡Seria terrible!!
  6. Terror en la claustrofobia: Si como decía antes, un lugar clásico del terror era el típico pueblo aislado, quizás lo era por esa sensación de claustrofobia. Como queremos tener ideas nuevas, o al menos ideas no tan manidas, me gustaría ver historias de terror en nuevos lugares. En el espacio, por ejemplo en la estación espacial internacional. En lugares “nuevos”, como en un recinto confinado para una investigación científica. En un crucero por el Caribe, en un avión sobrevolando el océano.
  7. Vida tras la muerte: Imaginaros que puede suceder si tras la muerte, se demuestra real la idea tradicional del infierno tal y como se conoce en Occidente. Que sucedería si tu personaje se ve “viviendo” en ese mundo. Que cosa mas angustiosa. O incluso si en vez de un infierno, esa vida tras la vida, fuera el “cielo”. O que alguien reviviera constantemente su vida. Como una especie de reencarnación en bucle, algo parecido a lo que se cuenta en la religión hindú. Investiga en otras tradiciones no conocidas en Europa para inspirarte.
  8. El terror dentro de nosotros mismos: Nuestro cerebro puede ser nuestro peor enemigo. ¿Que pasaría si nos jugase malas pasadas?. Y no hablo de hechos sobrenaturales, por desgracia, muchos de nosotros sufriremos a lo largo de nuestra vida algún tipo de enfermedad mental. Algunos enfermos mentales viven en el terror continuo de que su mente les engañe. Eso, si llegan a darse cuenta de cual es el motivo de su locura. En otro caso ni sabrán cual es la causa de sus visiones.
  9. O el terror en la propia familia: Y si el terror mas absoluto no está dentro de nosotros, porque no estar en nuestra propia familia. Que todos ellos formaban parte de una extraña secta, por ejemplo. Descubrir que nuestro hogar era el lugar de terribles asesinatos, puede ser muy angustioso, pero puede serlo mas, si aun huyendo de nuestra familia, otras personas creen que formamos parte de ese grupo de asesinos. De tal manera que nunca ya perderemos ese estigma.
  10. Nuevas ambientaciones, o mezclas con otros géneros: Por que no una historia de terror bélica. En medio de la guerra, los soldados descubren a un enemigo diferente, sobrehumano y terrible. Tanto que los dos bandos enfrentados tengan que unirse para acabar con el monstruo. Por ejemplo, en otro de los cuentos contenidos en  Historias de Cuento-Ficción  imaginaba una historia típica de espías, pero con un enemigo especial. ¿Porque no usar ese recurso? Una novela negra de terror. ¿Romántica de terror? Eso si que seria algo raro 🙂

Bueno os dejo ya, espero que si necesitáis inspiración alguna de estas ideas os sirva de ayuda.

¡Nos vemos en el siguiente post!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.